TONI SEGARRA: UN TIPO QUE ESCRIBE ANUNCIOS

Posted on 15/07/2016

por Sara Jiménez

Categorias: Arte,Creatividad,Diseño,Distrito,Distrito Agencia,Publicidad

 

Así se presenta este creativo, que es considerado por muchos como el mayor genio de la publicidad del s.XX.

Ayer se presentó en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid un documental sobre este personaje (dirigido por José Manuel Pinillo Bun) de la mano del Club de Creativos. Y digo personaje porque aparte de persona, es una entidad en sí misma: Toni Segarra.

Los que hemos tenido la suerte de poder acudir a la proyección del documental y al posterior coloquio con el protagonista sacamos las siguientes reflexiones publicitarias (creativas o no tanto) de la mano del tipo que escribe anuncios para vosotros:

1. Un anuncio puede ser muy bonito, muy emotivo, pero si no vende no es una buena campaña.

2. Si creas algo novedoso y rompedor serás imitado y eso es un éxito, pero después se convertirá     en un cliché y se desgastará. Hay que tener cuidado.

3. Si algo es gratis, cuidado, el producto eres tú.

4. La profesión publicitaria se ha normalizado, y por eso los sueldos y los presupuestos ya no son tan altos (por desgracia)

5. Podemos considerar que la publicidad sí es aspiracional: nos hace creer en un mundo en el que querríamos estar. Y eso no es malo, sólo hay que saber ser racional.

6. Más de la mitad del éxito de una campaña es gracias a clientes atrevidos.

7. Se considera que ser creativo es ser original, no copiar, pero no existe la originalidad absoluta, solo en Altamira.

 

  1. cftv16389

 

 

Y para finalizar os dejamos los 3 pasos fundamentales para construir una buena campaña:

     1. Sorprender

     2. Explicar bien las cosas

     3. Vender

Toni dio un consejo universal a todos los invitados: ama la publicidad para poder trabajar toda la vida en ella. Si no, estás perdido y todos los días serán como un examen de una oposición.

Sin embargo yo hago una reflexión: Segarra comenta esto desde una posición bastante cómoda. Siempre ha disfrutado de la publicidad porque ha tenido grandes clientes y ha podido hacer grandes trabajos. Desafortunadamente hoy en día no siempre es así, y a muchos nos toca frustrarnos por no poder desarrollar nuestras ideas como nos gustaría. Estando en una silla dura aspirando a estar en un cómodo cheslong, ¿podemos disfrutar realmente de nuestro trabajo?

Espero que aún queden adeptos y poetas que sí puedan, porque sino, estamos muertos.

 

  1. convencidos de nuestras ides