A LA CONQUISTA DE LOS MEJORES CLIENTES

Posted on 28/03/2016

por Merche Peralías

Categorias: Sin categoría

La relación con un cliente tiene que ser amor a primera vista, como los que se ven en las películas o como ese que todos hemos sentido al menos una vez en la vida cuando vemos a alguien y, a continuación, todas nuestras entrañas, como si de un imán se tratase, se amontonan en la zona de nuestro estómago a la vez que el corazón bombea a toda velocidad (seguramente agobiado por la extraña colocación de todos nuestros órganos en la zona central del tronco).

Pero aunque este amor cliente-agencia sea cosa de un flechazo, siempre hay un ritual que debe cumplirse para mantenerlo, como en la vida misma. Existen ciertas cualidades que una agencia debe tener para que ese amor se construya sobre una base sólida sobre la que trabajar a diario y mantenerlo candente para toda una vida.

Compromiso: Es decir, tomárselo en serio. Hay que tener siempre en cuenta cuáles son las necesidades de nuestro cliente. Investigar y preguntar lo que no sabemos y, por supuesto, sorprenderlos. Después de esto, ya lo tendremos en el bote. Siempre hay que considerar el área emocional de un cliente, llegar a su corazón para que nos vean como un valor añadido, eso que ninguna otra agencia podrá darles jamás.

1423730937_CorazonDiana

Honestidad: Todas las agencias tenemos unos límites para abarcar los proyectos y unos tiempos para hacerlos, esto lo tiene que tener siempre claro el cliente. Todos los que trabajamos en una agencia tenemos experiencia en microinfartos, arritmias, calores súbitos, taquicardias y todas las enfermedades coronarias habidas y por haber, pero si NO LLEGAMOS, no llegamos. Nuestro cliente agradecerá que se lo digamos, nuestro trabajo les parecerá igualmente bueno y valorarán nuestra honestidad y confianza al decirles que aunque ellos manden, nosotros somos los profesionales.

Motivación: Ejecutar correctamente cada uno de los requerimientos de nuestro cliente es nuestra principal labor y hacerlo a la perfección, nuestra obligación. Pero está dentro de nuestra profesionalidad el reaccionar a todas las necesidades e inquietudes que cada uno pueda tener antes de que ellos mismos puedan percibirlas. No dormirse en los laureles es importante. Ya sabéis, las relaciones hay que cuidarlas y siempre sorprender para que la llama nunca se apague.

Paciencia: No hay mucho que explicar aquí. La mayor de las virtudes que cualquier miembro de un equipo en una agencia debe tener. Va en el ADN del cliente hacer cambios constantes sobre la enésima versión de cualquier proyecto y eso debemos asumirlo con la mejor de nuestras sonrisas. Hay que ser pacientes y tener mucha templanza, ¿o acaso no ocurre lo mismo cuando compartes tu vida con alguien? Señor dame fuerzas…

 

Iconito-4-1-2 (1)

 

Empatía: Cualidad fundamental para enamorar. Por muy estresados, cansados y malhumorados que estemos, ponerse en la piel del cliente garantiza el éxito de cualquier agencia. Igual que nosotros nos sentimos mejor cuando creemos que una persona nos entiende a la perfección y nuestro dolor es compartido, ocurre en la relación cliente-agencia. Nosotros somos uno, debemos ser pareja, confidente e incluso fusionarnos si la relación lo requiere. Como dice ese proverbio…si tú saltas…

El proceso de conquista, como todos sabremos, no es fácil y, por supuesto, no siempre llueve a gusto de todos. Pero si logramos formar un equipo con estas cinco virtudes, tendremos el éxito asegurado.

 

descarga